*MESOGAIA*
Imperium Internum
( - - )


FE-LA FALANGE

PROGRAMA DE RECONSTRUCCION NACIONAL

     DEFENSA DE LA UNIDAD NACIONAL

     La Falange propone incluir en el Cdigo Penal un delito de apologa del separatismo. Existe en nuestro actual Cdigo un precedente de delito de opinin. El artculo 607.2 establece penas de uno a dos aos de prisin para los casos de apologa del genocidio. En la prctica, este tipo penal se cre para reprimir a quienes negasen pblicamente el Holocausto judo. Creemos que las actuales circunstancias polticas, con los desafos constantes de instituciones autonmicas a la Unidad de Espaa, justifican sobradamente la inclusin de este delito de opinin. Creemos que la negacin pblica de la existencia de la nacin espaola por parte de cargos electos que cobran sus sueldos del bolsillo de los contribuyentes espaoles causa mucha ms alarma social que la negacin del Holocausto, y adems, supone una amenaza real para el futuro de Espaa. Todo lo cual justificara sobradamente la inclusin de un artculo como el que sigue:

     "El que por cualquier medio, con la intencin de separar de la nacin espaola una parte de su territorio, alentase a otros a hacerlo o negase la existencia histrica de Espaa como nacin, ser castigado con la pena de prisin de dos a cuatro aos.

     Si el que incurriese en alguna de las conductas previstas en el prrafo anterior fuese cargo pblico de cualquiera de las administraciones del Estado, ser castigado con la pena de prisin de cuatro a ocho aos y con inhabilitacin absoluta a perpetuidad.

     Igualmente estimamos imprescindible aumentar el castigo por el delito de ultraje a la bandera, que actualmente es slo de multa, por otro de prisin de uno a dos aos.

     Creemos que el actual Estado de las Autonomas debe ser claramente reconducido a un marco ms administrativo y menos poltico. La administracin central del Estado debe recuperar todas las competencias transferidas a las CC.AA. en materia de Educacin y Orden Pblico con la correspondiente disolucin de todos los cuerpos de polica autonmicos.

     El Estado debe atreverse a suspender cuantas veces haga falta el rgimen de las autonomas que incumplan las leyes o desafen la autoridad del gobierno central.

     JUSTICIA SOCIAL

     Entendemos que es imprescindible revisar la legislacin en materia laboral.

     Los contratos deben asegurar al trabajador, adems de un salario mnimo que le permita vivir y no slo subsistir, una seguridad que le permita hacer planes de futuro.

     Erradicaremos de nuestra patria, directamente y sin ninguna contemplacin, las Empresas de Trabajo Temporal.

     Actualmente, es muy difcil acceder al mercado inmobiliario con un nico salario. La Falange har posible que los salarios de una nica persona sean suficientes para la adquisicin de una vivienda digna y para la manutencin de una familia.

     Obligaremos a construir a quienes posean suelo, a un precio de mercado tasado, sin permitirles especular con las expectativas de futuro.

     Reconvertiremos a las Cajas de Ahorro en entidades financieras obligadas a cumplir fines sociales, como la concesin de prstamos a bajo inters para la adquisicin de viviendas familiares, o la concesin de crditos a pequeas y medianas empresas, siempre que stas cumplan escrupulosamente la legislacin laboral.

     Los espaoles primero. Esta es una premisa irrenunciable en nuestro programa econmico. En igualdad de condiciones, los espaoles deben tener prioridad a la hora de acceder a un puesto de trabajo, obtener ayudas o subvenciones pblicas para la adquisicin de viviendas, la escolarizacin de los hijos, el acceso a la sanidad pblica, la concesin de becas, etc.

     INMIGRACIN

     Entendemos que los actuales flujos migratorios se originan en una insultante desigualdad del reparto de la riqueza en el mundo.

     Somos totalmente partidarios de abrir cauces de dilogo con las naciones menos favorecidas para establecer relaciones comerciales justas, prescindiendo de los intereses de las grandes empresas transnacionales que tanto perjudican a las naciones pobres y tanto interfieren en la poltica de las naciones ricas.

     Entendemos absurdo dejar entrar a miles de musulmanes en nuestra patria para luego alinearnos con los Estados Unidos en la agresin imperialista a naciones musulmanas. Proponemos algo tan sencillo y de sentido comn como lo contrario: no permitir la entrada de inmigrantes musulmanes en Espaa y en cambio, colaborar con los pases rabes para defender su integridad de la permanente amenaza sionista y americana que padecen endmicamente.

     Mientras tanto, estableceremos un plazo de inmigracin 0 hasta reducir el porcentaje de poblacin inmigrante al 2%. Para ello se pondr en marcha un plan de contencin de la inmigracin y de la expulsin de ilegales. Despus, regularemos el estatus de los inmigrantes por cuotas ajustadas a las necesidades concretas de nuestra economa por sectores productivos, y por perodos ajustados a cada sector.

     En ningn caso se conceder a los trabajadores inmigrantes el derecho al reagrupamiento familiar, ni el derecho al voto. La nacionalidad espaola slo se conceder a los hijos de espaoles y en ningn caso, ni aunque se hallen en Espaa legalmente, a los de los inmigrantes.

     Igualmente, sancionaremos con dureza a los empresarios que se presten al trfico de inmigrantes ilegales.

          Seremos especialmente intransigentes con el proselitismo de religiones extraas a nuestra cultura y que en sus pases de origen reprimen el cristianismo.

La Falange, nunca adoptara estas medidas, sin antes someterlas a un referndum.

     ORDEN PBLICO

     La creciente inseguridad ciudadana es una de las principales preocupaciones de los espaoles. Todos los profesionales de la seguridad en el mbito pblico y privado coinciden en sealar a la inmigracin como el principal causante del alarmante aumento de delitos contra la integridad de las personas y contra la propiedad.

     Nuestro Cdigo Penal actual est obsoleto, por cuanto data de 1995, fecha en la que apenas haba inmigrantes en nuestro solar patrio.

     Modificaremos el Cdigo Penal aumentando considerablemente las penas para los delitos que la poblacin inmigrante ha convertido en causa de alarma social creciente, es decir, los delitos contra las personas y contra la propiedad.

     Aceleraremos los trmites de expulsin de los inmigrantes ilegales y una vez iniciados, no los interrumpir la comisin de pequeos delitos.

     Actualmente la entrada ilegal en Espaa slo est sancionada como una falta administrativa. Entendemos que debe ser tipificada como delito y en consecuencia debe ser acreedora de una sancin penal.

     Por las razones antes expuestas, endureceremos la legislacin de delitos de menores, por cuanto nunca se pens para los actuales menores delincuentes, que en su casi totalidad no son espaoles.

     FAMILIA

     Los actuales Presupuestos Generales del Estado y los de las CC.AA. destinan ingentes cantidades de dinero a sueldos de cargos pblicos polticos, asesores y amigos que no reportan absolutamente ningn beneficio a la sociedad.

     Proponemos desviar estos fondos desperdiciados hacia fines sociales.

     El primero de ellos ser el de facilitar a las madres casadas religiosa o civilmente que lo soliciten y siempre que no sobrepasen ciertos niveles de renta, 600 mensuales por hijo hasta la mayora de edad del ltimo hijo. De esta forma, en un mundo desgraciadamente tan materialista, se dara una dignidad econmica a la profesin hoy tan desprestigiada de ama de casa. Este sueldo, en caso de separacin o divorcio, ira a quien el juez otorgara la custodia de los hijos. Entendemos que es mejor destinar los fondos pblicos a fomentar la natalidad de los espaoles que a subvencionar a los inmigrantes, a ONGs de dudosa finalidad, o a pagar salarios astronmicos a funcionarios nombrados a dedo por polticos del sistema. Hay dinero para hacerlo. Es slo cuestin de prioridades.

     Respetamos las inclinaciones sexuales de las personas individualmente consideradas. Cada cual es libre de orientar su vida sexual segn le venga en gana dentro de los lmites racionales del decoro y la buena educacin.

     Sin embargo, entendemos que el Estado slo debe reconocer derechos de los que se deriven subvenciones o bonificaciones fiscales a las parejas de distinto sexo casadas religiosa o civilmente.

     Por la misma razn, entendemos que la institucin del matrimonio no debe ser aplicable a parejas del mismo del sexo, ni por supuesto se les debe reconocer el derecho a la adopcin, ni a la fecundacin artificial.

     De acuerdo con nuestra concepcin catlica de la realidad espaola, prohibiremos el aborto exactamente en los mismos trminos que seala el Magisterio de la Iglesia.

     GLOBALIZACIN

     La Falange, como fuerza poltica empeada en la defensa de los intereses prioritarios de los espaoles, entiende que el actual proceso llamado globalizacin (o mundialismo), es la principal amenaza para la subsistencia, no slo de las naciones actualmente existentes, sino de las culturas, razas, religiones, tradiciones y en general modelos sociales diversos que hasta la fecha enriquecen la pluralidad multicultural que es nuestro planeta. Porque amamos la diversidad y somos consciente de que slo es posible respetando las esferas culturales en su entorno, denunciamos la cultura suicida del mestizaje.

     Nos oponemos frontalmente a la entrada de Turqua en la Unin Europea. Sera tan absurdo como que Espaa, por poseer pequeas partes de su territorio en frica, solicitase su inclusin en la Organizacin de la Unidad Africana (OUA).

     Europa es ms que una realidad geogrfica. El cristianismo es inseparable de la cultura de Europa y conforma buena parte de sus valores comunes. Pases ajenos a nuestras tradiciones cristianas no deben nunca ser admitidos en ningn organismo europeo, lo cual es aplicable en la misma medida para Marruecos o para Israel.

     A diferencia de la izquierda, que slo ve la amenaza de la globalizacin en la economa, nosotros denunciamos la amenaza de la democracia global. Las naciones tienen el derecho a escoger sus formas de estado y sus sistemas de gobierno sin injerencias extranjeras.

     La Falange es promotora y participa en el proyecto de Frente Nacional Europeo. Somos partidarios, no slo de salir de la OTAN, sino de proponer a las naciones europeas que participen en su disolucin. Europa debe concienciarse de que la principal amenaza para su independencia y su seguridad son los Estados Unidos. Slo en la medida en la que nuestro viejo continente olvide sus pasadas rencillas y se una, incluyendo a Rusia y a las dems naciones del Este, en un frente capaz de plantar cara a la hegemona norteamericana y capaz de establecer unas relaciones justas con las naciones del Tercer Mundo, ser posible realmente conseguir un Nuevo Orden justo y solidario.



A HAIL TO THE GODS OF CREATION !
A HAIL TO THE KING OF THE WORLD !
A HAIL TO THE METAL INVASION !
A HEAVENLY KINGDOM ON EARTH !

"Freedom Call"